Internacionales

Revelan detalles sobre la muerte de una empleada de American Airlines que fue succionada por el motor de un avión lleno de pasajeros

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) de EE.UU. llevó a cabo una investigación sobre la muerte de una trabajadora de Piedmont Airlines, aerolínea subsidiaria de American Airlines, que tuvo lugar el pasado 31 de diciembre en el aeropuerto regional de Montgomery, en el estado de Alabama.

El organismo determinó que Courtney Edwards, de 34 años, madre de tres niños, fue succionada por el motor de un avión lleno de pasajeros poco después de su aterrizaje. Según el informe preliminar, la aeronave tenía una unidad de energía auxiliar que no funcionaba y el piloto decidió conectarse a una unidad de potencia en tierra, optando por «dejar ambos motores en funcionamiento durante el período requerido de enfriamiento, de dos minutos».

Se acordó que el motor izquierdo sería apagado una vez que se llevara a cabo la conexión energética, y se informó a los pasajeros que debían permanecer en sus asientos hasta que se apagara la señal del cinturón de seguridad, dice Fox Business.

Sin embargo, el piloto «vio que se encendía una luz de advertencia y el avión se sacudió violentamente, seguido del apagado automático inmediato del motor número 1 [izquierdo]», comunicó la NTSB. «Inseguro acerca de lo que había ocurrido, apagó las luces de emergencia y ambas baterías antes de abandonar la cabina de pilotaje para investigar».

Las grabaciones hechas por las cámaras de vigilancia y revisadas por el organismo revelaron que Edwards estuvo «caminando a lo largo del borde de ataque del ala izquierda y directamente delante del motor número 1», momento en que fue levantada en el aire y absorbida por el motor en funcionamiento.

Según los especialistas, la luz de baliza giratoria superior del avión, que advierte a los trabajadores del aeropuerto sobre la actividad continua del motor, «parecía estar iluminada» en el momento del trágico suceso. Asimismo, se certificó en el informe que los empleados fueron avisados de que «los motores permanecerían en funcionamiento» hasta que se realizara la conexión de la aeronave a la unidad de energía.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba