Opinión

El Distrito Nacional

La Constitución Dominicana proclamada el 26 de enero del 2010, establece en sus artículos 12 y 13 relativos a la división político administrativa, que la República se divide políticamente en un Distrito Nacional y en las regiones, provincias y municipios que las leyes determinen. Prescribe, además, que la ciudad de Santo Domingo de Guzmán es el Distrito Nacional, capital de la República y asiento del gobierno.

Esta demarcación pertenece a la región Ozama junto a la provincia Santo Domingo, con una extensión superficial de 104.44 Km2 y una población de 965 mil 040 habitantes (ONE 2016). De estos, 510 mil 63 son mujeres y 454 mil 978 son hombres. Está conformado por 67 sectores principales, de los cuales se destacan: Domingo Sabio, María Auxiliadora, Mejoramiento Social, Ensanche Espaillat, Gualey, Ensanche Luperón, 24 de Abril, Ensanche Capotillo, Simón Bolívar, La Zurza, Villas Agrícolas, Villa Juana, Villa Consuelo, Villa Francisca, San Carlos, Ciudad Colonial, Ciudad Nueva, Gazcue, San Juan Bosco, Cristo Rey, La Agustina, Ensanche la Fe, Ensanche Naco, La Esperilla, Ciudad Universitaria, La Julia, Piantini,  Arroyo Hondo, Los Jardines, Julieta Morales, Los Prados, San Gerónimo, Ensanche Quisqueya, El Millón, Los Restauradores, Mirador Norte, Bella Vista, Mirador Sur, Renacimiento, Los Cacicazgos, Tropical Malecón, Buenos Aires, Independencia, Miramar, Honduras, 30 de Mayo, Atala, El Cacique, Mata Hambre, Centro de los Héroes, Los Ríos, entre otros.

Hasta el año 2001, el Distrito Nacional incluía todo el Gran Santo Domingo. Ese año el congreso aprobó la ley 63-01, con la cual se creó una división poliítico administrativa, formándose la provincia Santo Domingo. Apartir de entonces la República Dominicana cuenta con 31 provincias y el Distrito Nacional.

Es la tercera demarcación con mayor cantidad de habitantes del pais, después de las provincias Santo Domingo y Santiago. La cantidad de habitantes por kilómetros cuadrados promedio en la República Dominicana es de 223 habitantes, sin embargo, en el Distrito Nacional es de 11 mil 243 habitantes por kilómetros cuadrados (ONE-2016).

La intensa actividad económica que se realiza todos los días, provoca un flujo flotante que ronda el millón de personas, por lo que su densidad poblacional se duplica hasta 22 mil habitantes por kilómetros cuadrados en horas laborables.

Según Informaciones de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE-2016), el Distrito Nacional está integrado por 289 mil 655 hogares; de estos, el 27% son pobres (77,081 hogares) y 4.6% viven en extrema pobreza (13,446 hogares).

A pesar de las grandes desigualdades sociales que se reflejan en los barrios de esta demarcación, el tamaño y la variedad de su mercado de trabajo y la inversión pública relaizada, han permitido mejores condiciones de vida a sus habitantes que en el resto del país. Es un territorio con Indice de Desarrollo Humano (IDH) alto, con un valor de 0.742, en el 2016. Posee un ingreso por habitante anual promedio de 3 mil 993 dólares. Por cada 10 mil habitantes, hay 31 camas de hospitales y 52 médicos. El 99% de la población tiene seguro de salud y casi el 98% de la población lee y escribe.

En relación a la calidad de la vivienda, cerca del 6% tiene paredes de madera y el 94% de block. Los techos en un 72% son de concreto y en un 28% son de zinc. En el caso de los pisos es un poco más dramático, ya que el 47% tiene pisos de cemento pulido y el 53% tienen pisos de cerámicas o mosaico.

Otro aspecto relevante de la vivienda es la titularidad o tenencia: el 41% de los habitantes tienen vivienda propia pagada totalmente; el 6% tiene vivienda propia en proceso de pago; el 5% vive en vivienda prestada y el 48% vive en vivienda alquilada.

El levantamiento realizado por la ONE, también revela lo relativo a la tenencia de los activos, indicando que el 93% de los hogares tiene estufa; el 84% neveras; el 80% lavadoras; el 62% equipos de música; 88% televisores; el 83% teléfonos celulares; el 49% teléfonos residenciales fijos; el 40% computadoras; el 33% internet; el 35% tinacos; el 31% inversores; el 24% aires acondicionados y el 35% automóvil de uso privado.

Para descongestionar el tránsito en el Distrito Nacional en las horas pico y laborables, se hace necesario una política de descentralización de los empleos, creando parques industriales en las áreas circundantes a la circunvalación de Santo Domingo. Si así lo hacemos, mejoraría sustancialmente el tránsito, se disminuye el impacto ambiental y se mejora la calidad de vida de la población.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba