Actualidad

Rinofima o “nariz alcohólica” en realidad no sería causada por el consumo de alcohol

La nariz roja y grande como en forma de bulbo ha sido asociada durante mucho tiempo con el consumo excesivo de alcohol de alcohol. Sin embargo, el consumo de alcohol no es la causa del rinofima.

Rinofima es la manera en la que médicamente se llama a este trastorno de la piel que afecta la nariz y que muchas personas llaman nariz alcohólica. Se considera una forma poco común de rosácea y se desconoce la causa.

Esta afección que afecta la nariz aparece en la misma proporción en personas que no beben y en las que consumen mucho alcohol. Aunque es más común en hombres que en mujeres, según MedlinePlus, enciclopedia médica de la Biblioteca Nacional de Medicina.

Si bien la rinofima es rara, la rosácea es una afección común de la piel. Cuando se tiene rosácea, la piel se inflama, hay enrojecimiento e hinchazón y vasos sanguíneos visibles en la cara; en algunos casos se pueden producir pequeños bultos llenos de pus.

Con la rinofima, la nariz adquiere forma de bulbo, un color rojizo con una superficie amarillenta y cerosa, se engrosa la piel y hay muchas glándulas sebáceas produciendo grasa.

La causa exacta del rinofima se desconoce. WebMD indica algunos factores que pueden poner en mayor riesgo de sufrir esta afección de la piel, entre ellas: ser hombre, tener entre 50 y 70 años, tener piel clara, tener herencia irlandesa, inglesa, escocesa, escandinava o de Europa del Este; tener antecedentes familiares de la afección de la piel; y tener rosácea.

La rinofima se puede tratar con cirugía, aunque el problema puede reaparecer. La cirugía puede hacerse con láser, un bisturí o mediante dermoabrasión. Medline señala que algunos medicamentos para el acné también pueden ayudar a tratar esta afección.

WebMD señala que cuando no se trata, la rinofima deja la nariz desfigurada hasta el punto de restringir su capacidad para respirar.

Beber alcohol puede afectar la apariencia de la piel

Además de hacer que la cara se vean hinchada. El consumo de bebidas alcohólicas puede hacer lucir una piel más envejecida y con un cambio de tono. El alcohol afecta la producción de colágeno, el cual proporciona estructura y elasticidad a la piel.

“Cuando se consume mucho alcohol durante un largo período de tiempo, los vasos sanguíneos continúan creciendo y agrandando. Esto eventualmente conducirá a una pérdida del tono de la piel y/o enrojecimiento permanente”, comparte Dr. Oz.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba